El control de plagas desde temprano representa una decisión inteligente del agricultor exitoso. Así como las lluvias y las altas temperaturas favorecen el desarrollo del cultivo, así también aumentan las amenazas sobre las plantas.

Monitorear el campo implica conocer las variables que deben atenderse para prever el control de plagas. Se deben identificar los agentes posibles y sus umbrales de daño. Hay que ver el estado de evolución del cultivo y su contexto medioambiental.

En las siguientes líneas podés conocer aspectos importantes para la toma de decisiones sobre la aplicación de tratamientos de control.

Monitoreo y control en el inicio de los cultivos como factor clave en el control de plagas

El control de plagas se plantea desde el cultivo, puesto que la incidencia de estos enemigos es perentoria. Si se prevé un evento indeseado, conviene anticiparse para establecer estrategias. Monitorear, evaluar y actuar resulta necesario.

El primer aspecto que se debe afrontar es la revisión constante del cultivo para identificar las plagas que estén presentes. Luego, conocer su densidad poblacional y evaluar su impacto sobre el rendimiento. Finalmente, considerar las opciones de acción previstas.

La vigilancia de las plagas se rige por normas internacionales como la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria de la FAO

 

De esta manera, queda plasmada la importancia cardinal de no subestimar el impacto dañino de cualquier plaga. Hay que contrarrestarla incluso desde antes de la implantación del cultivo para anular su acción. Actuar tempranamente permite:

  • Evitar que una amenaza adquiera mayor dimensión.
  •  Ahorrar en productos fitosanitarios al actuar a tiempo, antes de mayores requerimientos para control.
  •  Reducción del número de pulverizaciones por disminución de las reincidencias del agente perjudicial.

En muchos casos, la acción puede comenzar desde la selección de semilla tratada con insecticidas.

Impacto de un control efectivo de las plagas en los cultivos

Pulverización agrícola
Copyright: Photo by Chafer Machinery

El control de plagas requiere establecer relaciones entre el conocimiento de los agentes perjudiciales y los momentos adecuados de intervención. De igual manera, el agricultor debe manejar las características y uso de una gama de fitosanitarios.

El impacto de las plagas sobre la producción de trigo, girasol, soja y maíz puede ser muy alto. Por ello, estos cultivos extensivos requieren buenas prácticas agronómicas y un seguimiento de las potenciales amenazas.

Acciones como el control de malezas, previo a la siembra, permite reducir la plaga al limitar su hospedaje. Tal práctica disminuye la incidencia de enemigos del cultivo. Así se requerirá menos intervenciones con productos químicos.

Por otra parte, el muestreo de insectos en las fases iniciales brinda información vital para diseñar labores de control. En la medida que se aplican fitosanitarios para combatirlos, aumenta la producción de la cosecha.

El conjunto de buenas prácticas agrícolas inciden como factores de control de las plagas. Rotación de cultivos, adecuada preparación del terreno, variación de semillas, monitoreo de plagas y aplicación oportuna de fitosanitarios son esenciales.

Si, como hemos reiterado, el productor actúa tempranamente, podrá:

  • Afectar el ciclo de reproducción y desarrollo del agente perjudicial.
  • Disminuir las pérdidas por daños de la plaga sobre el cultivo.
  • Incrementar la producción de alimentos por hectárea.
  • Ahorrar en fitosanitarios, al requerir menos pulverizaciones posteriores.

Situación de las plagas en Argentina 

plaga en cultivo
Copyright: Photo by CIMMYT

En Argentina existe el Sistema Nacional de Vigilancia y Monitoreo de Plagas (SINAVIMO). Para apoyar el control de plagas, esta base de datos registra aquellas que están presentes en las diversas provincias.

Esta información oficial permite conocer la condición fitosanitaria de los cultivos así como los agentes perjudiciales. Manejar este contexto permite a los agricultores prefigurar las labores pertinentes y mantenerse atentos ante las señales de peligro.

Por otra parte, la Organización Nacional de Protección Fitosanitaria (ONPF) suministra la información sobre las plagas reglamentadas en la certificación fitosanitaria. Así, se evita la introducción o dispersión de plagas en el país.

Algunos de los agentes perjudiciales más comunes de los cultivos son:

  • Trigo: oruga desgranadora (Faronta albilinea), pulgones “verde de los cereales” (Schizaphis graminum), “amarillo” (Metopolophium dirhodum) y “de la espiga” (Sitobion avenae), bicho torito (Diloboderus abderus) y gorgojo del macollo (Listronotus bonariensis).
  • Maíz: gusano cogollero (Spodoptera frugiperda), barrenador del tallo (Diatraea saccharalis) y oruga de la espiga del maíz (helicoverpa zea).
  • Soja: orugas bolilleras (Heliothis sp. y Helicoverpa gelotopoeon), oruga de las leguminosas (Anticarsia genmatalis) y medidora (Rachiplusia un), y chinche verde (Nezara viridula).
  • Sorgo: el Barrenador del tallo (Diatraea saccharalis) y la mosquita del sorgo (Contarinia sorghicola).
  • Girasol: oruga medidora (Rachiplusia nu). 

Insumos y recursos para el control de plagas

El uso de fitosanitarios resulta esencial en el control de plagas. La efectividad de las aplicaciones depende de garantizar calidad y condiciones óptimas. AgroSpray ofrece al agricultor el suministro y asesoría con los mejores productos y servicios.

Nuestros especialistas han desarrollado herramientas que están al alcance del productor. Brindamos un sistema integral de soluciones. Por ejemplo, AgroSmart integra un conjunto de apps que desde tu móvil simplifica tus tareas.

Asesoramos para potenciar la producción al máximo y hacer rendir tu inversión a través de nuestros servicios:

  • Diagnóstico y calibración de equipos bajo Normas IRAM-ISO.
  • Paquete AllSpray para renovación de los componentes del equipo pulverizador.
  • Análisis de agua para potenciar la calidad de las aplicaciones.
  • Ensayos a campo para evaluarlo y recomendar las mejores alternativas.
  • Capacitaciones Academia AgroSpray para transmitir el conocimiento y la experiencia acumulados.

Igualmente, disponemos de una línea de productos y coadyuvantes para lograr aplicaciones efectivas:

  • Harrier Bio: emulsionante, tensioactivo, penetrante, micronizador, antievaporante, doble uso.
  • MaxiDrop Bio: antideriva y súper adherente, antievaporante, menos microgotas, gotas uniformes, doble uso.
  • FullControl Bio: secuestrantes de cationes, corrector de pH, potenciador y acelerador, tensioactivo.
  • AntiFoam: autocontrol de espuma, mayor ahorro.
  • SprayOff: limpiador interno del tanque, película protectora.
  • MBM: limpiador externo, desengrasante.

Para más información, te recomendamos descargar: Las nuevas tecnologías a tener en cuenta para obtener mejores resultados en tus pulverizaciones

Y si deseas también puedes contactarnos.

Conclusión

El control de plagas constituye la clave para lograr una mayor cosecha con alto rendimiento.

La aplicación de un plan desde las fases tempranas del cultivo redunda en un manejo más saludable del agroecosistema.

Conocer las plagas del cultivo y de la zona permite prefigurar estrategias de acción eficaces.

Apoyarse en los mejores asesores y usar las herramientas, los productos y los servicios adecuados constituye una excelente inversión. 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Te damos los secretos para elegir el mejor coadyuvante

Claves para conocer la influencia del clima en los fitosanitarios

¿Querés conocer las 3 mejores formas de aplicar fitosanitarios?

Lleva GRATIS en la palma de tu mano, la trazabilidad de tus pulverizaciones
https://materiales.agrospray.com.ar/calendario-de-siembras