El clima es un aspecto fundamental a considerar cuando se trata de utilización de agroquímicos. Debemos tener en cuenta que están compuestos de moléculas que se comportan de diferentes maneras según varios factores.

Por ejemplo, la cobertura del producto depende en gran parte de los factores medioambientales. Especialmente de características climáticas como la velocidad de los vientos o la humedad. 

Conocé todo acerca de la influencia de las condiciones climáticas en la aplicación de agroquímicos en esta nota. 

Efectos directos de las condiciones climáticas en los agroquímicos

Ningún tratamiento con agroquímicos está exento de los factores climáticos. Por esta razón, debés chequear las condiciones del clima antes de hacer una aplicación. Es parte de la responsabilidad de todo productor agrícola.

Lleva GRATIS en la palma de tu mano, la trazabilidad de tus pulverizaciones
Photo by AgroSpray

[Tweet “Debés chequear las condiciones del clima antes de hacer una aplicación de agroquímicos. Es parte de la responsabilidad de todo productor agrícola.”]

¿En qué tenés que fijarte? En la temperatura, la humedad relativa, la velocidad del viento y las posibilidades de lluvia. Desde la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa recomiendan las siguientes condiciones climáticas: 

  • Temperatura menor a 30°.
  • Humedad relativa mayor que el 55%.
  • Velocidad del viento menor a 10 km/h.
  • Ausencia de lluvia.

En general, temperaturas elevadas y baja humedad relativa aumentan la evaporación o volatilización del producto aplicado. Por su parte, velocidades del viento altas aumentan la “deriva”. Y, en cuanto a la lluvia, el riesgo es que puede lavar el producto químico aumentando el volumen de agua del “caldo”.

Inversión térmica

El INTA hace un análisis detallado de este fenómeno, veamos: Se da al atardecer o al amanecer cuando una capa de aire caliente queda atrapada entre dos capas de aire frío y en esa capa puede haber productos en fase vapor que al cambiar las condiciones se pueden trasladar y condensar en otra parte”.

Es un fenómeno complejo y muy relevante a la hora de la aplicación, por eso debemos dedicarle atención. Según indica el informe antes mencionado, la inversión térmica es un fenómeno continuo que ocurre todos los días. 

Se inicia por la tarde una hora antes de la puesta del sol y finaliza una hora después de la salida del sol. Tanto en las primeras horas del día como en el crepúsculo, se dan condiciones de alta humedad relativa ambiente.

Estas son habitualmente recomendadas por su bajo potencial evaporativo. Sin embargo, se indica que es importante trabajar bajo condiciones de alta humedad, pero sin la presencia de inversión térmica. 

Evaporación

El agua es el vehículo por el cual distribuimos los agroquímicos en una pulverizadora. Entonces, si hablamos de evaporación, hablamos de la pérdida que se produce del agua de pulverización por su paso al estado gaseoso. Esto afectará al tamaño de la gota aplicada y a la concentración del activo.

Este fenómeno está condicionado tanto por la humedad relativa como por la temperatura del ambiente. El indicador más adecuado para esto es el Delta T (∆T °C) ya que determina específicamente la tasa de evaporación.

El valor del ∆T se mide en °C y lo recomendable es que esté entre 2 a 8 °C. Cabe aclarar que la velocidad del viento afecta en este indicador. Cuanto mayor sea el viento, mayor será la tasa de evaporación. 

Deriva

Las condiciones climáticas y los agroquímicos: cómo influyen
Photo by Agrospray

La deriva es esa porción del “caldo” pulverizado que no llega al blanco objetivo. Es un inconveniente imposible de evitar completamente pero que podemos reducir a un valor aceptable. 

El principal causante de la deriva es el viento. Por eso, lo recomendable es que a la hora de pulverizar la velocidad del viento sea entre 5 a 10 km/h. Sin embargo, no es el único motivo por el que se puede producir una deriva. 

Otro causante puede ser el tamaño de la gota. Si es demasiado grande puede no ser absorbida por la planta y caer al suelo, lo que se conoce como “endoderiva”. Pero, si la gota es muy pequeña será inevitablemente desviada por el viento, lo que se conoce como “exoderiva”. 

Es importante que el operador sea una persona idónea para esta tarea. Que sepa medir la velocidad del viento y la manera en que aplicará los agroquímicos. La deriva es uno de los principales fenómenos que impactan en el medioambiente y a la salud de los operadores 

Por eso, si no utilizás los elementos de seguridad adecuados al momento de manipularlos, podés sufrir graves intoxicaciones. La toxicidad de un agroquímico se basa en su capacidad de producir alteraciones a la salud. Su clasificación se realiza en función de sus efectos agudos.

Hay dos indicadores principales para la toxicidad aguda: los valores de la Dosis Letal 50 (DL50 Oral o Dermal), o Concentración Letal 50 (CL50 Inhalatoria). Te recomendamos este informe que indica las precauciones básicas para su uso. 

Ahora que ya tenés en cuenta qué recaudos tener en cuenta para utilizarlos, no te pierdas estos productos que creamos para aumentar tu productividad. Como Harrier Bio, un potenciador y acelerador de agroquímicos que contribuye a lograr una excelente dispersión en tu aplicación de fitosanitarios.

De igual forma te recomendamos para reducir la deriva nuestro producto MAXI DROP BIO, un excelente antideriva, antievaporante y super adherente. No te pierdas nuestro video explicativo: 

Consejos finales sobre los agroquímicos

A la hora de aplicar agroquímicos te recomendamos que utilices todas las tecnologías agrícolas que tengas a tu alcance. Así vas a poder medir las condiciones climáticas que pueden afectar el tratamiento en tu campo. 

Como dijimos al inicio, ninguna aplicación está exenta de los factores climáticos. Asegurate de chequear la temperatura, el viento, la humedad relativa y de calibrar tu máquina pulverizadora. 

Conclusión

Sabemos que el uso de agroquímicos te ayudarán a maximizar tu producción ya que protegerán tu campo. Es incuestionable. Organizaciones como la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE) afirman que permiten generar un 60% más de producción. 

Los agroquímicos son innovaciones de la ciencia para mejorar la calidad de vida humana. Siempre que esté al mando de gente responsable.

Si te gustó este artículo, quizás te interese: