La agricultura intensiva actual, con el aumento de la siembra directa y de uso de fitosanitarios, lleva a un aumento de las aplicaciones de pulverizadoras como método de protección de cultivos. En ese punto, la utilización de coadyuvantes empieza a tener un rol protagónico.

Estos permiten mejorar la eficiencia de aplicación, reducir costos y conseguir que las aplicaciones muestren resultados más consistentes. Aún cuando las condiciones ambientales sean siempre diferentes.

El mercado ofrece gran cantidad de opciones de diferentes formulaciones de coadyuvantes. Determinar cuál es el coadyuvante a utilizar para un objetivo en particular es un desafío. Se debe conocer las características y funciones de los diversos coadyuvantes para elegir el correcto.

¿Cuál es la función de un coadyuvante en el agro?

Los coadyuvantes pueden ayudar a minimizar los problemas de las aplicaciones y aumentar la eficiencia de los mismos. Debido a que se consideran como sustancias inertes en las formulaciones químicas, no existe una regulación.

Las principales funciones son:

  • Reducir la tensión superficial del caldo aumentando el efecto mojante de cada gota pulverizada
  • Actuar como humectante, generando una película homogénea que aumenta el área de contacto.
  • Actuar como emulsionantes, estabilizando la mezcla de sustancias inmiscibles.
  • Actuar como dispersante, favoreciendo la correcta dispersión del producto en la aplicación.
  • Aumentar adherencia de los productos, moderando la acción de lavado por lluvia o riego.

El Coadyuvante y su utilidad

Los coadyuvantes se pueden clasificar, pudiendo cumplir una o más de las funciones que se muestran. Por lo cual suelen clasificarse por su efecto principal o más marcado a la hora de usarlos.

Tipos de Coadyuvantes
  • Coadyuvantes activadores: lo esperado luego de la aspersión de los productos es que se depositen sobre la superficie foliar y penetren. Durante este proceso se presentan barreras dadas por la estructura y composición de la cutícula, pared celular y membrana celular.

Este tipo de coadyuvantes permite llegar al objetivo mejorando la eficacia biológica del agroquímico a través de diferentes mecanismos o modos de acción.

  • Coadyuvantes utilitarios: son aquellos que modifican las características físicas de la mezcla de aspersión para que los productos puedan ser usados o incorporados en los tanques de aplicación.
  • Otros coadyuvantes: son aquellos que no modifican ninguna de las características anteriormente nombradas, solo son esencias, colorantes o limpiadores de los equipos de pulverización.

¿Cómo trabajan los coadyuvantes?

A continuación se explica en detalle cada tipo de coadyuvante y cómo trabajan dentro del caldo.

Activadores:

  • Surfactantes o tensioactivos: modifican las propiedades de la superficie de los líquidos. Poseen moléculas de dos componentes distintos, hidrofílicos (solubles en agua) y lipofílicos (solubles en aceite).

Facilitan la formación de emulsiones posibilitando la aplicación de productos oleosos con agua. Reducen la tensión superficial, disminuyendo el ángulo de contacto de la gota con la superficie vegetal, facilitando el mojado.

Facilitan la penetración a través de las ceras cuticulares. Hay varios tipos de surfactantes o tensioactivos: no-iónicos (mayormente utilizados con herbicidas), catiónicos, aniónicos y anfóteros.

Tensión Superficial Coadyuvante
  • Penetrantes: incrementan la capacidad de penetración atravesando las membranas foliares, alargando el tiempo de secado con lo que se incrementa el tiempo de absorción.

Pueden ser de origen mineral derivados del petróleo con agregado de 2-5% de tensioactivos emulsionantes, con baja fitotoxicidad

También pueden ser vegetales, proveniente de granos oleaginosos como soja o girasol. Presentan menos efectividad que los aceites minerales, pero también menos fitotoxicidad. Son biodegradables y amigables con el medio ambiente.

Utilitarios:

  • Correctores de agua: pueden utilizarse, de acuerdo a su formulación, como acidificantes, ajustan el pH final de la solución a pulverizar. La mayoría reducen el pH. Menos comunes son los que elevan el ph. La mayoría de los fitosanitarios reducen su efectividad en pH alcalinos. 

También pueden ser secuestrantes y su función es secuestrar o eliminar los cationes. En caso de aguas duras, es necesario secuestrarlos de manera que no puedan reaccionar químicamente con los fitosanitarios. Los herbicidas que responden positivamente son el glifosato y el paraquat. 

Por último, se encuentran los buffer, que pueden mantener el pH de la solución a un nivel constante, incluso cuando se agregan más productos. El pH óptimo en las aguas es de 5.5 a 6.5.

  • Antideriva: son poliacrilamidas que aumentan la viscosidad y el tamaño de la gota. Un trabajo del INTA señala que con solo aumentar el 25% el diámetro, se duplica el peso de la gota.

Se advierte que esto trae como consecuencia una reducción de la cobertura, en consecuencia el empleo de estos productos antideriva es más indicado para tratamientos terrestres.

  • Compatibilizantes: son utilizados para lograr la combinación de productos que normalmente no son compatibles. No son de uso frecuente, y siempre se debe verificar las etiquetas para conocer las compatibilidades que permite.

Se suelen utilizar cuando se mezclan plaguicidas y fertilizantes o en mezclas que generalmente tienen peligros de corte, antagonismo o incompatibilidad..

  • Antiespumantes: evitan que en el caldo se genere espuma y se retenga el aire. Varios productos cumplen esta función: fluorocarbonados, polisiloxanos, siliconas, aceites minerales y ácidos grasos.

Otros: 

  • Limpiadores: se utilizan para despegar todos los residuos que puedan quedar en el aplicador, facilitando la limpieza. Estos productos pueden ser para limpieza externa de la maquina, como tambien interna para eliminar todos los restos de productos químicos que puedan quedar..
  • Colorantes: permiten visualizar la aplicación, detectar áreas no cubiertas, superposiciones o la efectiva llegada al blanco.

Importancia de los coadyuvantes

Los coadyuvantes son muy importantes por varios factores:

  • Disminuyen el número y frecuencia de aplicaciones.
  • Permiten disminuir la dosis de los fitosanitarios sin afectar el objetivo.
  • Mejoran el comportamiento de los agroquímicos a través del incremento del área de contacto, la retención y la absorción.
  • Mantienen las propiedades del caldo constantes.
  • Compatibilizan y estabilizan mezclas.
  • Controlan deriva.

Todo esto favorece no solo a la economía del producto, sino también al medioambiente. AgroSpray es la mejor opción a la hora de elegir el coadyuvante ideal.

Conclusión

Los coadyuvantes son componentes muy importantes en las formulaciones desde que determinan el comportamiento y diferenciación de los productos. Además, constituyen una herramienta estratégica para mejorar la efectividad o facilitar las tareas de aplicación.

Siempre hay que definir prioridades. En algunos casos la prioridad será mojar mejor, en otra la retención del producto o mejorar la residualidad, controlar deriva, etc. Debemos seleccionar el tipo de producto que mejor se adapte a esas necesidades.

También te puede interesar:

Beneficios del uso de coadyuvantes para el agricultor.

Los coadyuvantes

Buscando la eficiencia con los coadyuvantes

Coadyuvantes para Potencializar el Rendimiento de los Plaguicidas