Valorá este post

El fenómeno de la Niña incide en el campo debido a las variaciones del clima que pueden afectar tu producción agrícola. Es por esta razón que debés estar al día con información que te permita prever el escenario de la campaña.

En los siguientes apartados podrás actualizarte sobre las causas, características y consecuencias de este evento climatológico. ¿Cómo te estás preparando para contrarrestar los efectos de la Niña en tu cultivo?

¿Qué es el Fenómeno de la Niña?

En términos sencillos, el fenómeno de la Niña consiste en un descenso de la temperatura del agua de la superficie del Pacífico ecuatorial. Dicho cambio tiene efectos sobre el clima en Sudamérica que varían en la intensidad y prolongación del fenómeno.

El fenómeno de la Niña se origina en la baja de las temperaturas de la superficie de las aguas en el Océano Pacífico y afecta el clima en Sudamérica.

Condiciones ambientales

La inestabilidad del clima es quizás la palabra que mejor resuma los efectos de la Niña. Los cambios en el comportamiento de los vientos alteran la humedad atmosférica en países como Argentina, lo cual reduce las precipitaciones.

Así que debés estar atento a la prolongación del periodo de sequía que se registra actualmente en el país.

Causas: ¿Qué provoca el Fenómeno de la Niña?

Este descenso de la temperatura de las aguas superficiales del Océano Pacífico sucede con una periodicidad que varía entre dos y siete años. De manera que el fenómeno de la Niña no es previsible sino más bien detectable cuando sucede.

En esta oportunidad, el fenómeno climático fue identificado por varios indicadores que alertaron a los especialistas:

Las marcas de las temperaturas en el Océano Pacífico central y oriental presentaron anomalías.

  • Disminución de los vientos del este.
  • Incremento de los vientos del oeste.
  • El promedio de temperatura de la superficie de las aguas en el Pacífico ecuatorial marcó por debajo de lo habitual.
  • El fenómeno de la Niña surgió en otoño de 2020 en lugar del verano.

Características y Consecuencias del Fenómeno de la Niña

El Fenómeno de la Niña 2022 presenta las siguientes características:

  • Disminución de la pluviosidad desde el mes de octubre.
  • Irregularidad del comportamiento de las temperaturas.
  • Variaciones bruscas en el clima, sobre todo en las temperaturas.

Estos factores se traducen en la intensificación de una sequía que afecta la disponibilidad de agua en el perfil del suelo para los cultivos. Tal efecto tendrá particular incidencia en el norte del país.

Un aspecto que debés conocer es que el fenómeno se intensifica en un 80% durante la época de primavera y en un 60% durante el verano.

Los efectos de La Niña en el campo argentino

Ahora que sabes las razones por las que se da este fenómeno de la Niña, es momento de que conozcas los efectos que produce en el campo argentino. Si nos situamos en los rubros agrícolas del país, según la Bolsa de cereales, nos encontramos con el siguiente escenario:

  • La disminución de humedad en los suelos de la zona norte del país reducirá el área de siembra de girasol. Sin embargo, las lluvias de noviembre permiten que a la fecha se siembre el 86,6% de los 2 MHa proyectados.
  • En el caso del trigo, la cosecha alcanza el 10% de avance. La producción proyectada alcanzaría los 12,4 MTn, es decir, 10 MTn menos que la campaña 2021/22, la cual alcanzó los 22,4 MTn.
  • El maíz presenta un 23,6% de las previsiones de siembra para la campaña 2022/23 pautada para 7.300.000 Ha. Tal cifra significa la reducción de 400.000 Ha con respecto a la campaña 2021/22, la cual fue de 7,7 MHa.
  • La condición hídrica de regular a seca afecta la implantación de soja a nivel nacional. Actualmente, cubre apenas el 12% de una campaña 2022/23 estimada en 16,7 MHa.
  • Las heladas de finales de octubre mermaron las proyecciones de la producción de cebada en 4 MTn. 200 mil menos que la última proyección de la Bolsa de Cereales.

Fenómeno de la Niña 2022: una repetición que sólo ocurrió en 1950

Es casi inédito que La Niña se perfile a presentarse en la temporada de primavera y verano por tercer año consecutivo. La persistencia del fenómeno podría prolongarse hasta tornarse neutro hacia el otoño de 2023.

Las condiciones actuales de una prolongación del fenómeno de la Niña durante 3 años solamente sucedió en dos oportunidades desde el año 1950.

Quiere decir que las actividades del campo tendrán que implementar buenas prácticas agrícolas que le permitan contrarrestar los efectos negativos. En otras palabras, emplear tecnología para mantener los cultivos en buenas condiciones.

El 2023 también podría estar signado por la corriente de La Niña

Si bien hablamos del Fenómeno de la Niña 2022, en realidad lo hacemos porque nos enfocamos en su situación actual. Sin embargo, tal evento climatológico viene desde 2020 y según las proyecciones preliminares, se prolongará hasta 2023.

Lo importante ante este escenario es que elabores un plan estratégico que te permita sortear los obstáculos y limitaciones que presenta. Por otra parte, resulta imprescindible que disminuyas el impacto de efectos tales como el incremento de malezas.

En este sentido, es pertinente que atiendas a las siguientes previsiones:

  • Mantener el monitoreo constante de los lotes.
  • Mejorar en lo posible las condiciones nutricionales del suelo.
  • Implementar programas de control integrado de malezas.
  • Incorporar tecnología para mejorar el manejo de los cultivos.
Condiciones ambientales

Conclusión

Como podrás deducir de lo visto hasta el momento, el fenómeno de la Niña es un evento climatológico sobre el cual nada podemos incidir. Sin embargo, podés prepararte adecuadamente para enfrentar sus efectos y mantener tus cultivos.

En AgroSpray contamos con los profesionales, productos, tecnología y servicios que te permitirán cultivar tu campo de forma rentable.

También te puede interesar:

¿Cómo preparar el suelo para la campaña gruesa durante el Fenómeno de la Niña?

Conoce el impacto de los costos de los fertilizantes en el campo argentino

¿Sabes cuáles técnicas de cultivo puedes usar en agricultura ecológica?