¿Te resulta difícil calibrar la máquina pulverizadora? No te pierdas estas recomendaciones para lograr aplicaciones seguras y eficientes. 

Antes de empezar, es fundamental que utilices el equipo de protección personal adecuado cuando manipulás productos químicos o calibrás un equipo pulverizador.

Un tip inicial: los componentes del circuito de pulverización deben estar en perfecto estado, una limpieza previa siempre es fundamental. Acá viene la mejor parte, los pasos a seguir:

Lavar y descontaminar la máquina pulverizadora

Para el lavado de la máquina no es suficiente utilizar agua y detergente. Debés descontaminar el equipo desactivando los remanentes de productos en el interior del sistema. Para esto, es necesario utilizar productos químicos que cumplan dicha función.

Limpia tu Máquina Pulverizadora en simples pasos
Copyright: Photo by AgroSpray

Estos productos pueden ser aquellos que tengan amoníaco o cloro al 1% o 2%, según su concentración. Así, vas a elevar considerablemente el pH del agua del lavado y podrás eliminar todas las impurezas de tu máquina pulverizadora.

Tenés que asegurarte de que quede todo el interior de tu máquina sin partículas que interfieran en el buen funcionamiento. Es fundamental que cada pequeña parte esté limpia. Esto incluye a los picos, válvulas antigoteo, pastillas, entre otros.

Controlar el funcionamiento general del sistema

Verificá el buen funcionamiento de los componentes del sistema de tu máquina pulverizadora. Comprobá que no haya pérdidas, que todos los picos proyecten en forma similar. También que funcione el agitador ubicado dentro del tanque y que no haya grietas o material reseco en el tanque incorporador.

Controlar las pastillas de la máquina pulverizadora

Esta evaluación se debe realizar fuera del equipo, en un banco de prueba preparado para tal efecto. Para la limpieza de pastillas te recomendamos no soplar ni utilizar elementos punzantes. Lo correcto es que uses cepillos adecuados y guantes en dicha operación.

Son tres las funciones que las pastillas pulverizadoras desempeñan: 

  • Determinan un caudal (Cantidad)
  • Producen gotas de tamaño determinado (Calidad)
  • Proporcionan la distribución del líquido pulverizado (Uniformidad)

El tipo o modelo de pastilla varía de acuerdo al trabajo que se vaya a realizar: barbecho, fungicida, fertilización, insecticidas. 

Debemos tener en cuenta los siguientes factores: evaluar el tipo de producto a usar, el modo de acción del producto elegido, el porcentaje de cobertura, la estructura del cultivo, la ubicación del blanco y el ambiente. La pastilla que se utilice influirá en la correcta cobertura del blanco.

Controlá las pastillas de tu máquina pulverizadora
opyright: Photo by AgroSpray

Controlar la uniformidad de pulverización

Ante restos de caldo con residuos provenientes del interior del tanque y del circuito, por agitación nula, estamos en problemas. Uno de los principales inconvenientes es el tapado y el deterioro de los elementos filtrantes, afectando la distribución uniforme del plaguicida.

Es fundamental el buen estado de la totalidad de los filtros. Sobre todo, los filtros en los picos que determinan la uniformidad de distribución del pulverizado. 

Establecer el volumen de aplicación

El volumen de aplicación dependerá de la densidad del cultivo, del estado de crecimiento y de la plaga que debemos controlar. También, del principio activo que utilicemos: si usamos un producto de contacto para asegurar un mayor número de impacto se utiliza un caudal mayor.

Usualmente la dosis viene expresada en kilogramos por hectárea (kg/ha), litros por hectárea (L/ha) o mililitros por hectárea (mL/ha). Esto depende de sus características. No te olvides de chequear las indicaciones que ofrece cada producto que utilices.

La correcta dosificación del plaguicida y la calibración de tu máquina pulverizadora te permitirá un ahorro económico. Se optimiza el uso del producto y te permite controlar de manera oportuna la plaga.

Establecer cobertura en gotas

La cobertura de las gotas es uno de los principales parámetros a verificar cuando se realiza una aplicación con productos fitosanitarios. Esta medición está relacionada con el número de gotas por centímetro cuadrado.

Es importante lograr la cobertura deseada. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura elaboró un rango adecuado para cada tipo de producto:

  • 20-30 gotas/cm2 describen una aplicación de calidad para productos como insecticidas que actúan en fase gaseosa y herbicidas preemergentes.
  • 30-40 gotas/cm2 para herbicidas postemergentes y herbicidas de contacto.
  • 50-70 gotas/cm2 para fungicidas.

Podés evaluar el número de gotas con tarjetas hidrosensibles.

Revisar y ajustar condiciones de trabajo de la máquina pulverizadora

Esperamos que logres que tu aplicación llegue a la cobertura deseada. En caso de que no sea así, podés hacer los cambios que consideres necesarios. Volvé a revisar los tipos de pastillas, la presión, el volumen, etc. Realizá una vez más el procedimiento y volvé a controlar tus resultados.

Conclusión

Existen tres aspectos fundamentales: el objetivo a controlar, el producto para controlar las plagas y los medios de distribución del plaguicida. La máquina pulverizadora corresponde a este último aspecto. Ya te contamos qué hay que tener en cuenta a la hora de ponerla a punto. Como reflexión final hablemos de su eficiencia:

Para alcanzar un incremento de eficiencia debés tener en cuenta técnicas de aplicación probadas y adaptadas a nuestras condiciones productivas. Así como también de operarios y de responsables. Todo eso, puesto en relación con los conocimientos necesarios para realizar la correcta calibración de tu máquina pulverizadora.

Si te gustó este artículo, quizás te interese:

Lleva GRATIS en la palma de tu mano, la trazabilidad de tus pulverizaciones
https://materiales.agrospray.com.ar/calendario-de-siembras