La agroindustria en Argentina constituye un sector productivo con una trayectoria de larga data. Su impacto puede evaluarse en función de ser, junto al sector agropecuario, el principal generador de divisas de la nación.

Por otra parte, genera una cantidad importante de puestos de trabajo, además de incrementar la economía produciendo valor agregado. En la actual coyuntura de pandemia mundial tales fortalezas apuntan hacia un importante papel económico.

En este artículo, abordaremos el panorama actual de la agroindustria nacional y su proyección.

¿Cómo se integra la agroindustria en Argentina?

La producción de alimentos y materias primas del campo provee a la agroindustria en Argentina. Este sector se encarga de industrializar y comercializar los productos agropecuarios, forestales y biológicos para crear valor agregado.

La actividad de transformación de las materias primas genera desarrollo económico y social. De allí que podamos hablar de una cadena agroindustrial integrada por el sector primario y el agroindustrial propiamente dicho.

Las implicancias de las relaciones de producción, procesamiento y comercialización son la base para: 

  • Incrementar la producción nacional
  • Crear valor agregado derivado del procesamiento de los productos del sector primario
  • Exportar para competir en el mercado internacional
  • Propiciar la distribución del ingreso por vía del empleo
  • Fortalecer la seguridad alimentaria

La actualidad de la agroindustria

Abastecé la agroindustria en Argentina

Si realizamos un balance de la situación actual de la agroindustria en Argentina, podremos entender su impacto económico y social. Más aún si tenemos en cuenta el escenario marcado por la pandemia de coronavirus Covid-19.

El primer semestre de 2020 marca una caída de las exportaciones industriales, no así la agroindustria. El saldo comercial del sector es el más alto desde 2009. Produjo 8.097 millones de US$, lo que equivale al 73,1% del total exportado.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, este desempeño simula ser bueno, pero en realidad obedece a la dinámica coyuntural. Por la pandemia, el saldo comercial mejoró un 44%, pero debido al fuerte ajuste en las importaciones.

Hubo variación negativa en los siguientes renglones:

  • Harinas y pellets de soja
  • Aceite de girasol
  • Biodiésel
  • Cebada en grano para uso cervecero

No obstante, vale la pena destacar el incremento del valor de las exportaciones de productos de las cadenas agroalimentarias:

  • Las exportaciones de productos primarios en porotos de soja y maíz en grano produjeron 961 millones de US$.
  • Otros maníes crudos produjeron 309 millones de US$.
  • El renglón heterogéneo conformado por los sectores bovino, pesquero, oleaginoso, cerealero, hortícola y cítrico aportó 569 millones de US$.

Como se puede observar, la actual coyuntura mundial afecta de forma diferenciada los diversos renglones de producción.

¿De qué carece?

Posiblemente, el factor que afecta en mayor grado a la agroindustria sea la incertidumbre de los escenarios comerciales posibles. La dinámica generada por la pandemia va cambiando los patrones de consumo y el movimiento económico.

No existe un criterio unificado para medir el impacto real de la cadena agroindustrial en la producción de puestos de trabajo. Corregir tal ambigüedad mejoraría la óptica a la hora de promover políticas públicas para el sector.

De cara al futuro, no existe un acuerdo entre productores, empresarios y políticas públicas para enfrentar la seguridad alimentaria global. Debe desarrollarse una planificación estratégica que promueva la productividad.

No existe la claridad de políticas exportadoras para mejorar la balanza de intercambio con países como China. Hay materias primas que se exportan en gran cantidad, no así sus derivados producidos en Argentina con ventaja.

El futuro de la agroindustria en Argentina

Interactuá con la agroindustria en Argentina

El primer aspecto que debe prever la cadena agroindustrial del país es el escenario económico pospandemia. De esta coyuntura pueden aprovecharse sus fortalezas para transformar la estructura productiva y económica nacional.

A la agroindustria en Argentina se le presenta el reto de la recuperación económica interna. Debe alcanzar un incremento de la productividad para poder exportar por encima de las importaciones.

Las exportaciones agroindustriales en 2019 alcanzaron el 63% del total de ventas al exterior. Tal fortaleza cuenta además con los excedentes de producción que pueden ser colocados en los mercados internacionales con políticas adecuadas.

El aumento en la generación de valor agregado a las materias primas resulta clave para producir divisas. Derivado de tal proceso, se crea un incremento de la productividad con el consecuente arraigo poblacional rural y su desarrollo.

¿Cómo podemos ayudarle?

De lo expuesto se entiende que, a pesar de las dificultades coyunturales, las cadenas agroindustriales presentan fortalezas y oportunidades. El contexto de pandemia debe ser abordado anticipadamente con criterio de productividad.

Los avances tecnológicos ofrecen a los agricultores las herramientas para afrontar el reto de producir más y mejor a menor costo. Este salto necesario a la agricultura inteligente puede realizarse exitosamente con el asesoramiento adecuado.

En AgroSpray contamos con los mejores equipos, productos, servicios y profesionales para implementar agricultura de precisión. De esta forma, quien decide beneficiarse de tales herramientas cuenta con un aliado sólido.

Contás con el asesoramiento integral de una empresa de servicios agrícolas que dispone de la tecnología más avanzada. Disponemos de apps, drones, coadyuvantes, cascos de realidad virtual, camionetas pulverizadoras, equipos de calibración y túneles de viento.

Nuestra carta fuerte: el talento humano capaz de acompañar y asesorar para alcanzar los máximos beneficios con dicha tecnología.

Para más información, te recomendamos descargar:

¿Ya calculaste la cantidad de aditivo para las pulverizaciones que vas a necesitar para tu próxima campaña?

Conclusiones

La agroindustria en Argentina cuenta con trayectoria, infraestructura y dinámica que es aprovechable en el escenario actual y el de la pospandemia. El reto está en incorporar el paradigma de la agricultura de precisión para aumentar la productividad.

La transición exitosa a la agricultura inteligente se produce cuando se cuenta con una empresa de servicios agrícolas como AgroSpray. El conocimiento, la experticia y la tecnología permiten invertir mejor los recursos para obtener mayor rentabilidad.

Te puede interesar:

Aprovechá al máximo los beneficios de la tecnología agrícola

Los factores que influyen en la Producción Agrícola

¿Querés conocer cómo se logra desarrollar una agricultura de precisión?