La agricultura 2.0 representa la herramienta más poderosa para incrementar la productividad en un contexto de desarrollo agrícola sostenible. El antiguo paradigma de la agricultura mecanizada se potenció con la tecnología digital.

El aumento de los costos de producción para competir en el mercado internacional obliga a invertir más donde hay mayor rendimiento. En este sentido, los avances tecnológicos en el agro producen beneficios para el productor exitoso.

En estas líneas, te explicaremos de qué manera la llamada agricultura 2.0 beneficia a los agricultores competitivos.

¿Qué es la agricultura 2.0?

La agricultura 2.0 o agricultura de precisión integra los avances de la tecnología digital a la mecanización y otros adelantos. Se apoya en tecnología digital y satelital, en Internet y en equipos avanzados como los drones y sensores.

Con este paradigma de una agricultura inteligente, los lotes de terreno son caracterizados de forma georreferenciada. A partir de sensores y banderilleros, con soporte en tecnología satelital, se diagnostican diversos aspectos del cultivo.

Con la información obtenida por los equipos se toman decisiones a lo largo del proceso de la campaña. De esta manera, se invierte en los insumos requeridos de acuerdo a las necesidades y rendimientos previstos por diagnóstico.

Equipos que resultaban exóticos en el campo, como drones o cascos de realidad virtual, ahora trabajan los cultivos. Por ejemplo, pueden prefigurarse con realidad aumentada los rendimientos y los escenarios de un lote de terreno.

En este modelo de producción, se maneja big data que facilita en tiempo real la toma de decisiones sobre el cultivo. Lejos de ser una moda, constituye una tendencia sostenida de máximo aprovechamiento de los recursos materiales y tecnológicos.

Beneficios

Aplicá agricultura 2.0

Aplicar un modelo de producción de agricultura 2.0 representa el salto necesario para disminuir la incertidumbre sobre la producción. Aprovecha la convergencia entre la maquinaria, los equipos, incluyendo el celular, y la tecnología.

De esta forma, el agricultor aumenta la efectividad en las labores requeridas por el propio flujo de información obtenida del cultivo. Pongamos por caso, un diagnóstico sectorizado del nivel de nitrógeno determina el tipo de fertilización a implementarse.

De lo anterior, se desprende que se disminuye el desperdicio de insumos al dedicarlos a los lugares donde son requeridos. Ello, sin olvidar que además serán aplicados de acuerdo al potencial rendimiento geolocalizado.

El manejo de información confiable sobre clima, dirección del viento, humedad relativa, entre otros, permite optimizar labores como las pulverizaciones. Existen equipos e inclusive Apps capaces de brindar datos confiables en el momento.

La incorporación tecnológica en el agro promueve las buenas prácticas agrícolas. De estas se deriva un desarrollo sostenible que beneficia al trabajador del campo y cuida el medio ambiente. Se produce una mejora en la calidad de vida.

Alcances

Para prefigurar los alcances de la agricultura 2.0 puede evaluarse su desarrollo según los cambios tecnológicos de los últimos 15 años. El impacto civilizatorio de lo digital incluye también la necesidad de aprovechar sus beneficios en los cultivos.

  • Si alguna vez escuchamos sobre ingeniería genética, hoy con ella se desarrollan especies más resistentes a las plagas y la sequía.
  • Si ayer un dron era un vehículo recreativo, hoy interviene con labores en el cultivo sin causar daños por tránsito.
  • Si la realidad virtual se representaba en películas, hoy se emplea en adiestramiento de operarios de maquinarias y equipos agrícolas.
  • Si el teléfono inteligente suplía necesidades de comunicación cotidiana, hoy se monitorean y ajustan equipos agrícolas con apoyo de Apps.
  • Si los satélites eran asunto de seguridad de Estado, hoy brindan información precisa para labores de tractores agrícolas autónomos.
  • Si la conectividad se lograba con los implementos de la computadora, hoy integran sensores, equipos agrícolas, satélites, tractores y teléfonos.

¿Por qué implementar una agricultura 2.0?

Disfrutá la agricultura 2.0

La experiencia lograda en Argentina desde 1997 con la agricultura de precisión o agricultura 2.0 marca una diferencia sustancial. A pesar del vaivén político, la nación presenta índices de producción y productividad alentadores.

El número de actores económicos que intervienen en este modelo de producción agrícola favorece su desarrollo. Semilleros, proveedores de equipos e insumos, agroindustria, y empresas de servicios agrícolas intervienen en su dinámica.

La transformación regional sufrida por el impacto tecnológico y el asentamiento agroindustrial muestra la tendencia de su implementación. Por ejemplo, cultivos como la soja aumentan en el contexto de mayor productividad para industrializar.

La alta competitividad del mercado agrícola internacional presiona para aumentar la productividad del campo. De allí la implementación de alta tecnología como clave para reducir costos e incrementar la productividad para poder competir.

El modelo de desarrollo sostenible requiere incorporación de tecnología para el agro en el sentido amplio de la palabra. Así se atienden las necesidades de equilibrio entre las dimensiones económicas, sociales y ecológicas.

Existen empresas de servicios agrícolas como AgroSpray con los equipos, productos, servicios y profesionales capaces de brindar el mejor asesoramiento. Dar el salto a la agricultura 2.0 es muy rentable con la compañía del mejor talento humano.

Para más información te recomendamos descargar:

Lleva GRATIS en la palma de tu mano, la trazabilidad de tus pulverizaciones

Conclusiones

La agricultura 2.0 representa el modelo productivo acorde con las exigencias del contexto mundial que se vive. Cosechas de mayor calidad a un menor costo se logran con el cambio del paradigma de producción agrícola asistida con tecnología.

Los avances tecnológicos en todos los ámbitos van integrándose para aumentar la productividad. Los profesionales del agro están en capacidad de asesorar a los agricultores para servirse al máximo de los beneficios que brindan tales adelantos.

La cantidad de actores involucrados en la cadena agroproductiva y agroindustrial forma parte cada vez más de esta dinámica tecnológica. La rentabilidad de la inversión depende cada vez más de la incorporación de tecnología en el agro.

Te puede interesar:

Para aplicaciones óptimas se agrega el mejor coadyuvante

¿Querés conocer cómo se logra desarrollar una agricultura de precisión?