5/5 - (1 vote)

Las malezas en trigo son una realidad que debes prever al planificar tu próximo cultivo. Cuando culmina la temporada estival es el momento de plantearte las estrategias y acciones que debes realizar para controlar estas amenazas.

El punto central para garantizar la rentabilidad es no permitir que se desarrollen las malezas. Ellas atentan contra la implantación del cultivo y el buen crecimiento de trigo. Te mostraremos a continuación qué hacer en estos casos.

El impacto de las malezas sobre el cultivo de trigo

Como productor conoces que un campo con manchones de malezas indica una merma importante en los rendimientos. Estas especies compiten consumiendo el agua, la luz y los nutrientes que requiere el trigo para desarrollarse.

Los efectos perniciosos de las malezas de trigo sobre los rendimientos y calidad del producto requieren actuación pertinente y oportuna.

Cuando el cultivo tiene malezas de hoja ancha y angosta afecta dos aspectos importantes: el rendimiento y la calidad de los granos. También debes tener en cuenta que producen exudados radicales y lavados foliares que son tóxicos.

Los efectos de estas especies indeseables en tu campo son:

  • Reducción del vigor de las plantas.
  • Disminución del tamaño de las espigas.
  • Merma del peso del grano.
  • Disminución del número de macollas.

Por otra parte, resulta significativa la depreciación de los lotes por la presencia de malezas en trigo que encarecen la producción.

Tipos de malezas en trigo más comunes

Controla eficientemente las malezas de trigo
Foto de Jacek Dylag en Unsplash

Cuando se mencionan las palabras malezas de trigo puedes inmediatamente nombrar aquellas que son las más frecuentes en los cultivos en general:

  • Bowlesia (Bowlesia incana): llamada también perejilillo.
  • Mastuerzo (Coronopus didymus Sm): recibe el nombre de quimpe.
  • Rama negra (Conyza spp).
  • Sanguinaria (Polygonum aviculare L): conocida como cien nudos.
  • Capiquí (Stellaria media).
  • Lamium (Lamium amplexicaule L): llamada también ortiga mansa.
  • Quínoa (Chenopodium álbum): identificada como yuyo blanco.
  • Algodonosa (Gamochaeta pensylvanica).
  • Nabo (Brassica rapa).
  • Enredadera (Polygonum convolvulus).

También, existe un grupo de malezas que en su origen fueron especies introducidas como cultivos. Hablamos de:

  • Sorgo de alepo (Sorghum halepense).
  • Gramón (Cynodon dactylon).
  • Avena (Avena fatua).

Resistencia de malezas en trigo

El control de las malezas con aplicaciones de fitosanitarios de forma exclusiva durante mucho tiempo generó resistencias a los principios activos. No debe extrañarte que las plantas sobrevivientes sean las propagadoras de la resistencia.

Digamos que los primeros resultados ciertamente benéficos del uso de herbicidas favoreció la producción agrícola. Sin embargo, su aplicación reiterada produjo generaciones posteriores de malezas con alto grado de tolerancia a estos productos.

De allí que los profesionales del agro desarrollen estrategias integradas de control. Con esto se quiere decir que si deseas controlar de forma efectiva el surgimiento de malezas en tu cultivo debes emplear tecnología.

Anteriormente simplemente se realizaban pulverizaciones, pero esa labor por sí sola hoy resulta insuficiente.

Control de maleza en trigo: aspectos y métodos que debes tener en cuenta

Erradica las malezas de trigo
Foto de meriç tuna en Unsplash

Si eres un agricultor con visión del negocio, sabes que el problema de las malezas compromete la rentabilidad del cultivo. Por ello, tomar en cuenta la variable de la resistencia a los  principios activos forma parte de tu plan efectivo de control de malezas en trigo.

Por lo general, los productores emplean un monitoreo para realizar aplicaciones desde la preparación del terreno hasta la etapa final. Ahora bien, como vimos anteriormente, lo recomendable es realizar un control integrado de malezas.

Dicho de forma sencilla: es un plan de acción diseñado por los profesionales del agro para usar diversas labores que en conjunto controlan la amenaza. Hablamos de los siguientes elementos que conforman esta estrategia agrícola:

  • Selección de semillas de alta calidad y resistencia a las malezas.
  • Barbecho.
  • Rotación de cultivo.
  • Alternancia de especies.
  • Aumento de la densidad de siembra.
  • Combinación de fitosanitarios o variación de fórmulas.
  • Uso de coadyuvantes.
  • Implantación de cultivos de cobertura.

Nuevas tendencias en control de malezas en trigo

Todo lo dicho hasta el momento indica que se requiere combinación de labores para detener el avance de las malezas. La aplicación de fitosanitarios es apenas un eslabón de la estrategia planteada que no genere resistencias.

Ahora bien, una tendencia en el control de las malezas del trigo es la aplicación de preemergente y luego postemergente. El primero controla eficazmente en los estadios iniciales, mientras que el segundo, evita el surgimiento en etapas críticas.

Las tendencias en el control de malezas de trigo apuntan a combinar aplicaciones de preemergentes y postemergentes con la rotación de cultivo.

También, vale destacar que si quieres disminuir la incidencia de malezas en tu cultivo debes realizar una rotación de cultivo adecuada. En otras palabras, el control eficiente es el resultado del efecto sinérgico de varias técnicas agrícolas.

Uso de herbicidas para el control de malezas en trigo en Argentina

Queda claro que las aplicaciones con fitosanitarios siguen formando parte de un esquema de control integrado de malezas. Sin embargo, debes tener presente que tu estrategia debe estabilizar el cultivo y, a la vez, evitar producir resistencia.

En este sentido, debes seleccionar los fitosanitarios adecuados en una secuencia variada de  principios activos. Conviene además que tengas presente aplicar preemergentes y postemergentes para reducir la posibilidad de surgimiento de malezas.

Resulta muy importante también que cuides las dosis recomendadas en el marco de la agricultura de precisión. Ello implica usar productos autorizados y que sean efectivos para la especie de maleza a controlar.

Igualmente, tené en cuenta que hay otros aspectos relacionados con la efectividad de las aplicaciones que van más allá de los fitosanitarios empleados. Hablamos entonces de los siguientes elementos relacionados con la eficiencia y efectividad:

  • Uso de coadyuvantes.
  • Calibración de los equipos.
  • Uso de las boquillas adecuadas y en perfecto estado.
  • Cuidado de los protocolos de higiene y seguridad.

Para más información te recomendamos descargar:

Conclusión

El control efectivo de las malezas en trigo es el resultado de contar con estrategias efectivas para reducir el problema. En este aspecto intervienen variables que son evaluadas por los profesionales para actuar adecuadamente.

La ventaja de contar con el apoyo de una empresa de servicios agrícolas como AgroSpray produce rentabilidad y sostenibilidad del negocio. Por otra parte, cuenta con los profesionales, productos y servicios que necesitas para tu campaña.

También te puede interesar:

Guía de plagas del trigo

Claves para conocer el coadyuvante fitosanitario

La conveniencia de implementar la rotación de cultivo