5/5 - (2 votes)

El pulverizador es el equipo hidráulico con el cual se realizan las aplicaciones de fitosanitarios sobre el cultivo. Es una pieza tecnológica que requiere suma atención para aprovechar su máximo rendimiento. 

El proceso parte de un tanque donde se mezcla el caldo pulverizador. Luego, con el apoyo de bombas, manómetros, válvulas, filtros, boquillas y pastillas se atomiza el líquido de la aplicación. Así se producen las gotas de los diámetros adecuados.

Cuando se tiene la presión y el caudal requeridos en el equipo, se procede a la pulverización del cultivo. En estas líneas podrás conocer más sobre el proceso de formación de gotas por medio del uso adecuado del equipo pulverizador.

Pulverizador: ¿cómo se producen las gotas?

El pulverizador fracciona el líquido del fitosanitario en millones de gotas dentro de un rango adecuado de diámetro. Esta calibración es requerida para alcanzar en determinada altura de la planta el objetivo de la plaga a controlar.

Normalmente se usan equipos hidráulicos para producir la pulverización del fitosanitario. Este líquido fluye bajo presión por el sistema y sale por un pequeño orificio calibrado. El flujo es perturbado por el cambio de la presión al salir y produce el rompimiento en gotas.

La presión varía entre 1 y 7 bares para generar gotas dentro de un espectro de pulverización. A mayor presión se producen gotas más pequeñas. Por otro lado, cabe señalar que para duplicar el caudal de salida se requiere cuadruplicar la presión.

Al fragmentarse, el volumen de una gota grande de 500 μ puede rendir 8 gotas de 250 μ, por ejemplo. Tal característica permite aumentar la cobertura, lo que equivale a lograr un mayor aprovechamiento del fitosanitario e incrementar su efectividad.

Pulverizador
Copyright: Photo by Ivan Lopez Munoz

¿Cómo se determina el tamaño adecuado de las gotas según la cobertura?

El aplicador diestro busca calibrar el pulverizador para lograr una cobertura homogénea del fitosanitario sobre la superficie del blanco. Igualmente, trata de aprovechar el producto al máximo, disminuyendo la pérdida por deriva.

El objetivo propuesto en cada aplicación consiste en conciliar tres variables muy importantes para alcanzar pulverizaciones eficientes:

  • Caudal del líquido en litros por hectárea.
  • Tamaño de la gota en micrones (μ).
  • Cantidad de gotas en impactos por cm2.

Si se requiere aumentar la cobertura se debe disminuir el tamaño de la gota. Ahora bien, tal cambio se realiza aumentando la presión pero manteniendo el caudal. De lo contrario, se mantiene la gota pero se incrementa el caudal.

Según la FAO, la cobertura mínima requerida de fitosanitarios es la siguiente:

  • Herbicidas sistémicos o traslocables: 20 a 30 impactos por cm2. CV 30 %.
  • Herbicidas de contacto: 30 a 40 impactos por cm2. CV 30 %.
  • Fungicidas o insecticidas sistémicos o traslocables:  20 a 30 impactos por cm2. CV 70 %.
  • Fungicidas o insecticidas de contacto: 50 a 70 impactos por cm2. CV 70 %.

Sin embargo, la experiencia del especialista puede determinar otros rangos superiores adecuados a las necesidades del cultivo tratado. Como veremos, este profesional selecciona y dispone las pastillas pulverizadoras para lograr buena cobertura.

No se puede obviar la función importante que cumple el papel hidrosensible para poder calibrar la pulverización. Con apoyo manual o digital, estas tarjetas amarillas permiten conocer el tamaño de las gotas y la distribución del líquido.

¿Cómo seleccionar la pastilla adecuada para el pulverizador según la gota requerida?

Pastillas
Copyright: Photo by UnitedSoybeanBoard

El tamaño de las gotas no es azaroso, sino que obedece a una estandarización. La Norma ASAE S-572 clasifica cada pastilla según el tamaño de gota que produce para una presión de trabajo y un caudal determinado.

  • Muy fina: menor a100 μ. Rojo.
  • Fina: entre 100-175 μ. Naranja.
  • Media: entre 175-250 μ. Amarillo.
  • Gruesa: entre 250-375 μ. Azul.
  • Muy gruesa: entre 375-450 μ. Verde.
  • Extra gruesa: superior a 450 μ. Blanco.

(Fuente: ASAE American Society of Agricultural Engineers).

Si partimos de esta norma ASAE, podemos determinar las particularidades de rendimiento de cada tipo de pastilla:

  • Para un mismo tipo de pastilla podemos disminuir la gota al aumentar la presión.
  • Con un mismo tipo de pastilla y presión de trabajo podemos aumentar la gota al incrementar el caudal.

 

Otro elemento a tomar en cuenta es la denominación de las pastillas. Su numeración indica el ángulo de pulverización (80-90-110º) y el caudal en galones.

Así, para una pulverización con interferencia de viento se requerirá una pastilla de ángulo amplio y generar mayor diámetro de gota. Por otra parte, se puede bajar la altura del botalón. De esta forma se favorece la antideriva en la aplicación.

Si querés profundizar en el tema podés descargar nuestro ebook:

Lográ incrementar los resultados conociendo el circuito de tu equipo pulverizador.

El juego entre las variables mencionadas permitirá al operador buscar buena cobertura del fitosanitario. De esta manera, con una provisión de 3 tipos de pastillas el operador puede resolver diversos escenarios de aplicación.

Lleva GRATIS en la palma de tu mano, la trazabilidad de tus pulverizaciones
https://materiales.agrospray.com.ar/calendario-de-siembras

El trabajo del pulverizador y la influencia del medio ambiente 

El incorporar sustancias al medio ambiente requiere de un comportamiento responsable. Por ello, el cuidado en el uso de fitosanitarios además de producir un rendimiento económico favorece el desarrollo sostenible del cultivo.

Aquí cobra sentido el trabajo del especialista para aprovechar los avances tecnológicos en la calibración adecuada del pulverizador. Si es necesario realizar aplicaciones, estas deben reducir su impacto con buenas prácticas agrícolas.

Lograr gotas con diámetros adecuados, disminuir la deriva y lograr una cobertura eficaz de los blancos tienen impacto ambiental favorable. De esta forma el agroecosistema mantiene condiciones aptas para la actividad agrícola.

Conclusión

El pulverizador es un equipo sofisticado que requiere una correcta calibración y mantenimiento para lograr eficiencia en el uso.

La diversidad de variables que hay que manejar en cada pulverización es abordada con los implementos tecnológicos disponibles. En tal sentido, el equipo hidráulico, el botalón y las pastillas se ajustan con caudal y presión adecuados.

El diámetro de las gotas constituye un elemento cardinal en esta calibración del equipo para producir aplicaciones homogéneas.

En la medida en que se garantiza eficiencia en las aplicaciones hay un efecto positivo sobre la sostenibilidad del agroecosistema. Cuidar el medio ambiente hoy permite seguir cultivando el campo año tras año.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Te damos los secretos para elegir el mejor coadyuvante

Aprovechá al máximo los beneficios de la tecnología agrícola

Claves para lograr un desarrollo agrícola amigable con el ambiente