5/5 - (1 vote)

El cultivo de maní en Argentina vive un excelente momento. La cadena agroindustrial de esta especie ofrece un escenario de negocios muy favorable. ¿Habías pensado en la posibilidad de sembrar maní? En este artículo te sorprenderás con datos importantes sobre esta oleaginosa tan preciada en el mercado internacional. También, te hablaremos de las enfermedades del cultivo de maní y cómo controlarlas.

El potencial del cultivo de maní en Argentina

El 80% del cultivo de maní se produce en Córdoba. En esta provincia existen las condiciones ideales para el desarrollo del cultivo y una infraestructura agroindustrial que procesa la materia prima y dirige la mayoría de su producción a la exportación.

El cultivo de maní argentino se dirige a cubrir los mercados internacionales, exigentes en términos de calidad.

En tanto, en el último tiempo, la producción manisera también incursionó en el sur de Santa Fe, básicamente en el Departamento General López, y en parte de Buenos Aires.

Según las cifras del Indec, en el período 2020-2021 las exportaciones superaron los 1.000 millones de dólares. Por esta razón, este renglón agrícola se presenta como una buena opción para cultivar en tu campo. ¿Quieres saber más?

Pilares y condiciones para obtener una buena campaña de maní

Si estás barajando la idea de cultivar maní, es bueno que tengas en cuenta varios elementos que determinarán una buena producción:

  • Clima: la sequía originada por la Niña requiere que brindés las mejores condiciones nutricionales del suelo al cultivo. De esta forma lograrás plantas más resistentes a las contingencias del clima, plagas y enfermedades.
  • Selección de semillas: empleá variedades de semillas que brinden ventajas agronómicas frente a las amenazas de los cultivos y tiempos para la cosecha.
  • Control integrado de malezas: es recomendable que abordes de forma integral la incidencia de las malezas propias de la región. Incluí el uso de fitosanitarios y coadyuvantes que incrementen la efectividad de los caldos pulverizadores.

Lista definitiva de las plagas y enfermedades del cultivo de maní que tu campo puede padecer

Invierte en el cultivo de maní
Foto de Red Zeppelin en Unsplash

Si querés lograr los mejores rendimientos en el cultivo de maní, es necesario que apliqués buenas prácticas agrícolas. En este marco, es necesario que partamos del principio de que necesitás controlar las amenazas del cultivo. 

Además de propiciar la mejor nutrición al cultivo, diseñá y ejecutá eficientemente los planes fitosanitarios. Al optimizar las aplicaciones con el uso de coadyuvantes maximizarás el aprovechamiento de los recursos e incrementarás la productividad.

Controlá malezas antes de implantar el cultivo y proseguí con un monitoreo hasta culminar en la cosecha. De esta forma podrás establecer las aplicaciones de fitosanitarios que controlen: malezas, plagas y enfermedades.

Viruela 

Entre las enfermedades del cultivo de maní destaca la viruela en sus dos variedades:

  • Viruela temprana (Cercospora arachidicola Hori).
  • Viruela tardía (Cercosporidium personatum).

Es la enfermedad de mayor incidencia en este cultivo no solo en Argentina sino en todo el mundo.

Se manifiesta en los folíolos. Sin embargo, también puede identificarse en los pecíolos, tallos y ginóforos. Las manchas que observás en el cultivar son áreas de tejido necrosado.

Al principio detectarás manchas pequeñas de color marrón y podés identificarlas por la cara superior de los folíolos por varios elementos:

  • Configuración irregular en círculos marrones y circulares que oscilan entre 2 y 7 mm de diámetro. Igualmente, presentan un halo amarillento que resalta cuando hay poca luz.
  • La variedad de viruela temprana presenta una coloración marrón clara y un aspecto liso. Por su parte, las manchas de la viruela tardía tienden del marrón hacia el negro y presentan un aspecto más bien rugoso.

Los daños en el cultivo son la defoliación, la cual afecta negativamente la producción. Por otra parte, existe pérdida porque muchas cajas sanas se desprenden durante la cosecha a causa del debilitamiento de los ginóforos.

Sarna o verrugosis

Es una enfermedad fúngica producida por Sphaceloma arachidis, la cual afecta lotes aislados con una incidencia baja. Sin embargo, en algunos lotes y ciclos agrícolas puede presentar rasgos epidémicos. 

Afecta todos los órganos de las plantas jóvenes. Las manchas pequeñas de color castaño claro forman cancros. Estos se ubican en los folíolos, próximos a la nervadura principal. En tallos y pecíolos se disponen de forma unilateral y distorsionan el crecimiento al generar un zigzag.

La mejor estrategia para lograr buen rendimiento en el cultivo de maní es prevenir y controlar las enfermedades que inciden en la región.

La enfermedad también perjudica los clavos en formación y los frutos. Podés identificar las plantas afectadas por su aspecto achaparrado y el color marrón rojizo. 

Moteado del maní 

Protege tu cultivo de maní
Imagen de Agrospray.com.ar

Esta enfermedad de carácter viral y que afecta el cultivo de maní está presente en todas las regiones maniseras del planeta. El agente que causa la enfermedad es el Peanut mottle virus.

Su transmisión se produce por medio de semillas contaminadas o por vectores como los pulgones.

Podés reconocer la enfermedad por el suave moteado característico que se observa en las hojas. De acuerdo al genotipo del virus y  estadio de desarrollo del cultivo dependerá la afectación de los rendimientos finales por la disminución del tamaño de los granos.

Claves para el manejo y combatir las plagas y  enfermedades del maní

  • Viruela: las aplicaciones de fungicidas con coadyuvantes que permitan llegar al objetivo y lograr una buena cobertura representan una estrategia efectiva para el control de la enfermedad.
  • Sarna o verrugosis: la implementación de rotaciones superiores a un año disminuye el rastrojo infectado. Igualmente, establecé el control químico con caldos pulverizadores optimizados con coadyuvantes que incrementen su efectividad.
  • Moteado del maní: el uso de semillas certificadas es una estrategia acertada para disminuir la incidencia de la enfermedad en el cultivo. Igualmente la aplicación de fitosanitarios para controlar los vectores que transmiten el virus.

Conclusión

El control de las enfermedades permite que aumente el rendimiento del cultivo de maní. Por esta razón, el apoyo de una empresa como AgroSpray permite disponer de los mejores servicios, productos y tecnologías de la mano de profesionales altamente cualificados. Contáctanos.

Te puede interesar:

¿Querés conocer el orden correcto de mezclas de fitosanitarios?

¿Cuáles son las mejores prácticas para la aplicación de herbicidas?

Agricultura de precisión y reducción de la huella de carbono