Valorá este post

El control de malezas es un desafío con el cual todo productor o ingeniero se encuentra al momento de producir. Es constante, ya que cada cambio en el modo de producir, conduce a un cambio en el stand de plantas y su modo de defensa.

No existe una guía infalible para su control, cada lote es un caso diferente y debe tratarse independientemente. Este artículo te ayudará a tener una idea más clara de cómo realizar su control.

¿Qué son malezas y cómo se combaten las malezas?

Malezas son aquellas plantas que causan daño económico y social al agricultor. En el contexto agro-ecológico, las malezas son producto de la selección inter-específica provocada por el propio hombre desde el momento que comenzó a cultivar, lo que condujo a alterar el suelo y el hábitat.

El proceso de selección es continuo y dependiente de las prácticas que adopte el agricultor. El uso actual de los herbicidas químicos ha originado importantes cambios en la flora de plantas indeseables en las áreas agrícolas.

El control de malezas es fundamental para la obtención de buenos rendimientos en la producción agrícola.

Los cambios se dan tanto en especies que predominan sobre el resto de la vegetación, como de biotipos de otras especies resistentes a los herbicidas químicos en uso.

El control de malezas consiste en evitar que especies vegetales no deseadas crezcan en zonas rurales, barbechos de campo, rutas y vías férreas.

Las malezas provocan incendios durante las sequías, dañan el paisaje urbano, generan un ambiente favorable para la proliferación de insectos y roedores y, además, demandan altos costos para su control.

Importancia del control de malezas

El control de malezas en el lote es una tarea fundamental para la producción. Existen diferentes momentos de control, previos a la emergencia de la maleza, en estadios tempranos de la maleza o en estadios vegetativos avanzados.

Cuanto más avanzado esté el estadio de la maleza, más difícil será su control, sobre todo el químico. El control de malezas se realiza para evitar que esta tome nutrientes o agua que el cultivo necesitará una vez sembrado.

Realizar un correcto control de las malezas permitirá almacenar agua y nutrientes y comenzar el establecimiento del cultivo sin competencia de luz ni espacio, garantizando el correcto establecimiento, lo cual constituye la base para lograr buenos rendimientos.

Tipos de malezas que existen

Las malezas más difundidas en nuestro país se nombran a continuación. Muchas de ellas son resistentes a uno o más herbicidas.

Amaranthus spp. 

El Yuyo colorado es nativo de América y tiene la capacidad de generar entre 300 y 500 mil semillas por planta. Esto favorece la generación de resistencia si se aplica una presión de selección.

Técnicas de control de malezas

Echinochloa colona (Capín)

Es una gramínea anual, originaria del sur del continente asiático, pero se distribuye ampliamente en la mayoría de los ambientes agrícolas. A nivel mundial, está considerada dentro de las diez malezas más nocivas.

Eleusine indica (Pie de gallina)

También conocida como pata de ganso o gallina, esta maleza es una especie anual con hábito de crecimiento en mata, cañas generalmente ramificadas desde la base y nudos inferiores muy comprimidos.

Lolium spp. (Raigrás)

Es una de las principales malezas en barbechos y cultivos de invierno. Dada su aptitud forrajera y aporte a la ganadería, en sistemas mixtos no se la consideraba como un problema grave. A partir de la intensificación de la agricultura y la reducción de rotación se comenzó a incrementar su importancia respecto a otras malezas.

Sorghum halepense (Sorgo de Alepo)

Es la maleza resistente más problemática del país, y en rápida expansión. Ya genera graves daños económicos en importantes áreas productivas.

Chloris (Gramas)

Son un conjunto de 3 especies (Ch. gayana, Ch. ciliata, Ch. barbata), difundidas en todo el país. Su correcta identificación es necesaria para evitar errores en los controles.

Conyza spp (Rama negra)

Es una maleza presente hoy en prácticamente todos los campos agrícolas de nuestra Pampa Húmeda. Su difícil control hace que genere pérdidas en todos los lotes donde se encuentra.

¿Cómo se realiza el control de malezas?

El control de malezas de un lote comienza con el monitoreo y evaluación del mismo. Se debe controlar las especies que residen, el tamaño o estadio vegetativo, como así también la densidad.

Previo a realizar cualquier control de malezas, se debe conocer el historial del lote y su condición actual.

Una vez evaluado esto, se necesita crear un plan de control, que consiste en varios años. Puede incluir distintos tipos de controles, como culturales, mecánicos o químicos.

Los más utilizados actualmente son los controles químicos, aunque en los últimos años se le ha dado mucha importancia al control mecánico.

Para el control químico existen diferentes momentos de control. Pueden ser controles en pre-emergencia de la maleza o en post emergencia de la maleza. La mejor opción, es la de los pre-emergentes, ya que se evita que la planta siquiera crezca y compita con el cultivo.

¿Qué productos se utilizan para el control de malezas?

Dentro de los productos utilizados, se encuentran:

  • Pre-emergentes de malezas y del cultivo (utilizados en barbecho, cuando el lote se encuentra sin cultivo y se quiere mantener limpio).
  • Pre-emergentes de malezas y post emergentes de cultivos. Se utilizan luego de que el cultivo ha emergido, pero no la maleza.
  • Post emergentes de maleza. Se utilizan para el control de malezas en pie, en momentos en los que no se encuentra el cultivo.
  • Post emergentes de maleza y de cultivo. Controlan malezas que ya han nacido, dentro del cultivo ya establecido. Algunos pueden causar algún grado de toxicidad al cultivo, sin llegar a matarlo.

Todos estos tipos de herbicidas deben ser utilizados de manera correcta y con una correcta dosificación. Además, para lograr un mejor control  debido a una eficiente aplicación, se recomienda el uso de coadyuvantes.

Control de malezas con herbicidas

El control de malezas con herbicidas es el más difundido a nivel mundial. Esto se debe a la facilidad de uso y su capacidad de rápida acción y aplicación. Una sola persona puede realizar aplicaciones a gran cantidad de superficie en poco tiempo.

Esto puede acarrear algunas fallas en la aplicación debido a malas condiciones climáticas (controles mecánicos no dependen en gran medida del clima). Estas fallas, pueden solucionarse en gran medida con el uso de Coadyuvantes.

Control de malezas con ayuda
Atribución: Imagen de Agrospray

Existen de diferentes tipos, para diferentes condiciones ambientales y tipo de herbicida a utilizar.

Recomendaciones para el control de malezas

Para tomar decisiones sobre el control de malezas es ideal que un ingeniero agrónomo la realice. Para esto, debe conocer el historial del lote, en cuanto a malezas anteriores y aplicaciones previas.

En base a lo que pueda obtener de información previa, debe recorrer el lote en búsqueda de malezas actuales y posibles problemas para el control.

Una vez realizado estos pasos, se debe crear un plan para el control de las mismas. Se debe planificar qué tipos de herbicidas aplicar, en qué momentos y qué mezclas. Todo, teniendo en cuenta los herbicidas aplicados anteriormente y otros que se aplicarán más adelante.

Sumado a esto, se debe tener en cuenta el cultivo que se sembrará, el cual puede ser o no sensible al herbicida aplicado. Muchas veces el herbicida necesita de una cantidad de lluvia previa a la instalación del cultivo o una determinada cantidad de días para su degradación.

Conclusión:

El control de malezas es fundamental para lograr altos rendimientos y una empresa más eficiente. Se debe utilizar todas las técnicas disponibles, tanto mecánicas, como culturales o químicas.

El uso de fitosanitarios, es muy utilizado por la fácil y rápida aplicación y control de malezas. Debido a esto es que se recomienda rotar modos de acción.

También te puede interesar:

Yuyo colorado: controlarlo de manera efectiva

Fumigadoras agrícolas: Todo lo que debes saber para elegir la adecuada

Los Herbicidas y el Control de Malezas Resistentes