Las plagas y enfermedades constituyen una amenaza constante contra el desarrollo de los cultivos. En este sentido, los productores agropecuarios requieren actualizarse sobre cuáles son los principales agentes perjudiciales.

El impacto de estos enemigos es monitoreado por organismos internacionales, nacionales y regionales, dada su magnitud. De esta manera los agricultores tienen información validada a disposición.

Veamos en el siguiente artículo algunas plagas que causan importantes daños a los cultivos.

Las plagas y las enfermedades de los cultivos

A continuación te presentamos 10 de las principales plagas y enfermedades:

1.- Gusano blanco o bicho torito (Diloboderus abderus): es el insecto de suelo más común que afecta las plantas de trigo. Durante la etapa de huevo y larva es muy perjudicial. Esta comprende desde febrero-marzo hasta fin de octubre-noviembre.

Vale tener presente que la gravedad de los daños causados por esta plaga suele ser muy alta. En el tercer estadio (desde junio-julio hasta fines de octubre) es cuando más consume. Un insecto puede devorar una planta semanalmente.

Identificá las principales plagas y enfermedades
Foto By Inta

2.- Pulgón de la espiga (Sitobion avenae): es perjudicial en el período de llenado de los granos de trigo. Puede encontrárselo en las raquillas de la espiga, donde se alimenta.

Se le reconoce porque su cuerpo mide de 2 a 3 mm de longitud. Es de color verde amarillento o rojizo opaco a casi negro. Tiene antenas marrones oscuras o negruzcas, con un largo que sobrepasa la base de los sifones de color negro.

3.- Pulgón verde de los cereales (Schizaphis graminum): ataca en los primeros estadios del cultivo (desde plántula hasta encañazón). Su saliva tóxica causa daños severos en las hojas, con la subsecuente muerte total o parcial de las mismas.

Cuando ataca temprano, puede destruir completamente las plántulas. Mientras que en un estadio avanzado causa pérdidas en un rango entre el 25 a 60%.

4.- Pulgón amarillo (Metopolophium dirhodum): el cuerpo mide entre 2,2 a 3,0 mm. Se identifica por ser de color amarillo verdoso con una franja media dorsal longitudinal. Las antenas son largas sobrepasando la base de los sifones.

Perjudica el trigo en los estados de macollaje avanzado hasta la espigazón. Por otra parte, transmite el virus del enanismo amarillo de la cebada (VEAC). Se ubica en colonias en el envés de las hojas inferiores y en la espiga, en ataques muy intensos.

5.- Geoica lucifuga: de adulto mide de 1,2 a 3,3 mm y es de forma globular. Son de coloración parda amarillenta con una película de cera blanca. Las formas aladas poseen abdomen amarillento con bandas transversas en cada tergito.

Pueden identificarse los daños por la aparición de manchones con plantas más claras y de pobre desarrollo. Suelen asociarse con hormigas y se les ubica en los primeros 2 a 10 cm de las raíces. 

6.- Pulgón negro de las gramíneas (Sipha maydis): Se reconoce porque es la única especie pilosa, con largos pelos por todo el cuerpo. Las hembras oscilan entre 1 y 2,1 mm. Son de coloración parda oscura a casi negro brillante.

Pueden detectarse en la cara superior de las hojas de trigo o entre la hoja y el tallo. Es responsable de transmitir el mosaico del pepino (Cucumber mosaic cucumovirus) y el enanismo amarillo de la cebada (Barley yellow dwarf luteovirus) en gramíneas.

7.- Oruga militar (Pseudaletia adultera): tienen una longitud de 25 mm y una expansión alar entre 30 y 40 mm. Son de coloración pardo ceniza claro y presentan en el primer par de alas un punto blanco en el centro de una banda oscura.

Surge durante la etapa de floración, aproximadamente en noviembre. Su acción se reconoce por la aparición en manchones que luego se expanden. Afectan el cultivo de trigo y de cebada.

8.- Oruga desgranadora (Faronta albilinea): es una polilla cuyas alas anteriores son de color castaño claro con dos manchas castaño oscuro. Su envergadura alar oscila entre 28 y 33 mm.

Esta oruga es defoliadora, cogollera, desgranadora y minadora. En el caso del trigo, se alimenta de él en grano lechoso, pastoso o duro. Ataca la cebada en estados avanzados desde grano lechoso en adelante. Una larva consume 22.5 granos.

9.- Chinche verde común (Nezara viridula): es un hemíptero de color verde intenso con finas manchas alargadas. Por su hábito alimentario es un picador-suctor. Alcanza una longitud de 15 mm de largo.

El ataque de este insecto se produce durante el período de botón floral de la soja. Se puede detectar en la parte superior del tallo y en el pedúnculo floral de la planta.

10.- Chinche de los cuernos (Dichelops sp.): tiene una longitud que oscila entre 6 y 11 mm. Su coloración varía desde castaño a castaño-amarillento. Es verde en la parte ventral. La cabeza está provista de dos puntas agudas.

Es una plaga que afecta desde inicio del ciclo del cultivo. Cuando se alimenta, inyecta toxinas en el tallo de las plántulas, lo que afecta las características de los granos.

Impacto de las plagas y las enfermedades de los cultivos en los agricultores de Argentina

Impacto Plaga

La agricultura argentina está orientada a la producción de alimentos y materias primas para la agroindustria y la elaboración de biocombustibles. Entonces el control de plagas y enfermedades resulta indispensable para garantizar la productividad.

La implementación de buenas prácticas agrícolas permite la protección vegetal. Tal cuidado se debe al aumento de las exigencias cuantitativas y cualitativas de la producción. Se debe controlar y minimizar los agentes perjudiciales en la cosecha.

El constante monitoreo de los cultivos permite la elaboración de Boletines entomológicos de las estaciones. De esta manera se pueden prever acciones para controlar las amenazas sobre los cultivos: pulverizaciones, técnicas de cultivo, etc.

Para más información te recomendamos descargar:

Lográ incrementar los resultados conociendo el circuito de tu equipo pulverizador

Conclusiones

Los profesionales tienen una gama de técnicas y herramientas para identificar y medir la presencia de plagas y enfermedades. Por ello el monitoreo de presiembra y la contabilización de poblaciones, por ejemplo, permiten actuar oportunamente.

Contar con asesoramiento de empresas de servicios agrícolas para optimizar las pulverizaciones e implementar técnicas novedosas resulta beneficioso. Por otra parte, conviene mantenerse informado de las amenazas a través de los boletines.

Te puede interesar:

Control de plagas: la decisión acertada del agricultor exitoso

Pulverización aérea como palanca para una buena cosecha

Las pastillas pulverizadoras: aliadas poderosas del agro