2.5/5 - (48 votes)

El suelo productivo y el suelo fértil son conceptos que deben discriminarse adecuadamente para desarrollar buenas prácticas agrícolas. Los profesionales del agro trabajan enfocados en lograr el mejor manejo de este recurso tan valioso.

La fertilidad es la propiedad que establece el vínculo entre ambas categorías del suelo. Aunque existe la creencia de que el color de la tierra es síntoma de la capacidad nutritiva de la misma, en realidad se requieren estudios específicos.

Para conocer la forma de aprovechar estas categorías para un mejor manejo del suelo, te invitamos a seguirnos en esta explicación.

La diferencia entre suelo productivo y suelo fértil

El suelo fértil tiene la materia orgánica, los nutrientes y las condiciones agronómicas para soportar las demandas del cultivo. De esta forma las plantas obtienen el agua y los elementos necesarios para su desarrollo vital.

El suelo productivo es aquel que preserva sus valores de fertilidad para la actividad agrícola. De allí que se mantenga en el tiempo la relación óptima entre la planta, el suelo y el agua.

Características del suelo productivo

Trabajá el suelo productivo
Imagen de analogicus en Pixabay 

El suelo productivo se caracteriza por:

  • Tener buena capacidad regenerativa de los elementos químicos que lo componen.
  • Estar equilibrado en su composición de macro y micronutrientes.
  • Mantener las condiciones físicas tales como permeabilidad y textura.
  • Contener una importante biodiversidad microbiana.
  • Preservar su biomasa microbiana.
  • Metabolizar de forma efectiva los elementos incorporados en el agroecosistema.
  • Soportar convenientemente la demanda de nutrientes de los diferentes cultivos.
  • Estar libre de excesos de componentes contaminantes.

Beneficios 

El suelo productivo ofrece los beneficios propios de un sustrato sano y adecuado para desarrollar una agricultura inteligente y sostenible. En otras palabras, su manejo adecuado preserva las condiciones óptimas para cultivar en el tiempo.

Con el desarrollo de buenas prácticas agrícolas requiere menor número de aplicaciones controladas de fertilizantes y fitosanitarios. El equilibrio de sus condiciones disminuye la incidencia de las amenazas para los cultivos.

Resultan ideales para la aplicación de técnicas de rotación y secuenciación de cultivos, siembra directa y agricultura de precisión.

¿Cómo hacer que el suelo sea productivo?

El análisis de suelo provee un diagnóstico de las condiciones de entrada del terreno a cultivar. De allí se determinan las especies a sembrar, los requerimientos nutricionales, las técnicas agrícolas apropiadas y la rotación de cultivo.

El suelo productivo es un medio vivo en el cual interactúan elementos físicos, químicos y biológicos en favor de la agricultura rentable.

En el programa de manejo del suelo se establece el monitoreo y las labores de fertilización. También resulta beneficioso estimar las condiciones de la biomasa bacteriana, importante en la asimilación y metabolización de los elementos.

Características del suelo fértil

El suelo fértil se forma durante eones de tiempo por la degradación de la roca madre, la interacción con seres vivos y la acción del clima. Podemos considerarlo fértil cuando tiene características favorables para la actividad agrícola:

  • La cantidad de minerales, materia orgánica y agua son suficientes para los requerimientos de las plantas.
  • Las proporciones de limo, arcilla y arena le brindan una textura adecuada.
  • El volumen de la materia aprovechable y su profundidad permiten un buen desarrollo radicular.
  • Tiene capacidad de absorción y retención del agua suficiente para la disponibilidad de las plantas.
  • Contiene una importante biomasa bacteriana.
  • Se comporta como un organismo vivo y dinámico donde interactúan en equilibrio los diversos factores.

Beneficios

El suelo fértil constituye el recurso básico para la planificación de una campaña. De acuerdo al análisis del suelo realizado ofrece los siguientes beneficios:

  • Determina los cultivos adecuados según su tipología edáfica.
  • Prefigura las labores agrícolas necesarias durante la campaña.
  • Establece los requerimientos de fertilización óptima.
  • Disminuye el número de amenazas de entrada para el establecimiento y desarrollo del cultivo.

¿Cómo hacer que el suelo sea fértil?

Para que el suelo mantenga sus propiedades de fertilidad debe conocerse su composición. Con un análisis de suelo se tiene un diagnóstico que permite establecer las buenas prácticas agrícolas que lo preserven y optimicen.

La carga sobre el suelo por la actividad agrícola debe ser compensada con buen manejo e incorporación de elementos necesarios. Valga decir: técnicas adecuadas, fertilización controlada y cuidado de la biodiversidad, incluyendo la microbiana.

El suelo productivo es el resultado del manejo adecuado del suelo fértil para lograr una agricultura rentable y sostenible.

De esta manera puede establecerse una explotación intensiva del recurso sin agotar su fertilidad ni deteriorar su composición. En este sentido, el asesoramiento profesional resulta muy beneficioso en términos de sostenibilidad de la explotación.

Determina el tipo de suelo que requiere tu cultivo

El suelo productivo se establece en relación directa con la actividad agrícola que se desarrolle en el área. Veamos los tipos de suelo en Argentina:

Los ultisoles o rojos arcillosos de las regiones húmedas templadas o tropicales son propicios para desarrollos con vegetación arbórea.

Los histosoles se ubican en áreas pantanosas, tienen una composición ácida y son aprovechables para labores de pastoreo del ganado.

Los vertisoles contienen un alto porcentaje de arcilla extensible. No son utilizables en labores agrícolas pero son excelentes para la explotación ganadera.

Los molisoles se identifican por su color oscuro y buena capacidad para drenar. Se les considera los suelos más fértiles de Argentina y son perfectos para la agricultura.

Para más información te recomendamos descargar:

¿Cómo determinar la calidad del agua?

Conclusiones

El suelo productivo es el logro de la aplicación de la mejor tecnología agrícola para aprovechar el suelo fértil de forma sostenible. Conseguir esta condición de las tierras cultivables forma parte de la implementación de una agricultura inteligente.

Los beneficios que produce en términos económicos, sociales y ambientales se obtienen con el asesoramiento adecuado. Una empresa de servicios agrícolas como AgroSpray cuenta con los mejores profesionales, productos y tecnología.

Te puede interesar:

Los 3 cuidados del cultivo que no pueden faltar

¿Conocés qué determina que la agricultura sea verdaderamente moderna?

¿Por qué es importante implementar las prácticas de agro sostenible?